Atacama 3

hotel-awasi.jpg

Hotel Awasi 

Awasi es un refugio ideal en una tierra súper tranquila y fascinante.
Cuna de una cultura andina sustentada en el adobe para la edificación, la piedra que se hace muro, la madera muchas veces escasa se convierte en una fuerte biga. De estos materiales rústicos esta el hecho el mas exclusivo hotel de San Pedro de Atacama, poseedor de una arquitectura y diseño que homenajea al habitas y a sus gentes.

Esta región se caracterizo por siglos por ser un lugar de paso de arrieros y pastores, y la historia de Awasi empezó en el lugar donde la gente de paso fue en búsqueda de refugio.

El concepto de refugio prevaleció y para definir su apariencia se tomó como modelo el esquema circular de Tulor.
Esta aldea estaba ubicada a 10 Km. de San Pedro, tiene su origen hace 3.000 años atrás y en ella nunca habitaron mas de 200 persona, lamentablemente desapareció bajo un manto de arena. Luego el viento ayudo a descubrir partes que para los arqueólogos eran solo cimientos. Después de mucho trabajo, encontraron casa con estructuras circulares, pegadas unas a otras y conectada entre sí con angostos pasadizos al estilo de las aldeas árabes.
Algunas fueron reconstruidas para mostrar como eran pero el viento otra vez volvió a cubrir todo y hubo que despedirse también de la nueva Tulor.

Awasi es un sitio que esta pensado para ser vivido hacia adentro. Desde el momento en que se cruza el umbral se pasa a ser un respetadísimo turista que usar el hotel como si se tratase de su propia casa, teniendo en el una verdadera privacidad.

Son solo ocho cabañas, tienen patio y solarium propios, dos rincones que invitan a pasar un rato al solcito sin que nada moleste ese momento de relax.
Las áreas comunes son lugares abiertos, cubiertos solo por un techo de paja (el desayunador, el comedor, los livings, sala de juego/lectura). A pocos metros esta la piscina en las que se pueden dar baños de sales atacameñas y los gazebos para las esperadas seciones de masajes.

Ocho son las cabañas y ocho son las camionetas 4×4. Conducidas por un guía, muy profesional, preparado tanto física como intelectualmente nos ayuda a descubrir valiosa información científica. En el equipo hay geólogos.

Cada salida es charlada previamente con los huéspedes, con quienes se consultan las variables. A la noche se puede llegar a la reserva arqueológica de Kezala para ver los murales de petroglifos que se encuentran a lo largo al cañadon del río. Vemos volcanes como el Kimal, Licancabur (5.970 metros), Tumiza, Corona, Láscar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>