Esteros del Iberá, Argentina

esteros.jpg

Referencias
Ubicación: centro y norte de Corrientes, Argentina
Distancia desde Buenos Aires: 857 kilómetros a Colonia Carlos Pellegrini
Aeropuerto: Posadas
Principales centros urbanos: Mercedes
La mejor época: de Mayo a Noviembre
Cantidad de días para visitarlo: 3 o 4
Imperdible: las navegaciones por los esteros

Para saber más
Esteros del Iberá

Es el gran humedal argentino y una de las reservas de agua dulce más importantes del planeta. Ubicado en el centro de la provincia de Corrientes –de cuyo territorio ocupa el 14%-, este complejo de lagunas, esteros, bañados, camalotes y embalsados es un sitio de naturaleza única.

Aquí uno podría pensar que los alarmantes anuncios de la UNESCO por la escasez de agua que afecta al planeta son una exageración. Sin embargo, ocurre todo lo contrario. En este lugar, la conciencia ecológica despierta, quizá por instinto de supervivencia, quizá por el deseo egoísta de preservar tanta belleza.

Iberá, tierra de pura agua –agua que brilla en guaraní- de atardeceres encendidos y de extensos palmerales es un gran refugio de vida silvestre.

A partir de 1989 toda el área se convirtió en Reserva Provincial. En los últimos años, gracias a la prohibición de cazar y a las normas de preservación del medio, las especies autóctonas se multiplicaron llamativamente en los 13.000 km² de la reserva, en especial en la laguna Iberá.

Aquí se ven yacares, carpinchos, ciervos de los pantanos, lobitos de río y monos carayás. El sitio es también un paraíso para los birdwatches. Quizá porque verlos es fácil y no requiere horarios especiales, ni preámbulos, ni practicas exóticas, el lugar entusiasma a los aficionados y seduce a los profesionales de todas partes.

Garzas (brujas, moras y chiflón), cigüeñas americanas, ibis, ipacaás, patos de todo tipo y color, carpinteros, los Martín Pescador, monjitas, lavanderas, benteveos… la lista es innumerable. Incluso, con paciencia y dedicación, puede verse el tordo amarillo, el yatapá de collar, la monjita dominicana y el cardenal amarillo, difíciles de encontrar en otros sitios.

Para tener un panorama diferente de los esteros, vale la pena navegar el río Miriñay. Su costa poblada de palmeras, lapachos e ibirás pitas permiten ver una postal diferentes de la selva paranaense. Otra alternativa es hacerse una escapada hasta el río Corrientes, desagüe de la laguna del Iberá, que recorre una geografía serena de pastizales hasta llegar al Paraná.

Las estancias Colonia Carlos Pellegrini –pequeño pueblo a orillas de la laguna Iberá- es el lugar donde instalarse para conocer accesos o bien son propiedades privadas (hay algunas estancias turísticas como San Lorenzo y San Juan Poriahú) o son poblados como Virasoro o Loreto, con servicios reducidos.

En materia de estancias, un párrafo aparte merecen las de Douglas Tompkins, en la zona recibe turistas en Rincón del Socorro y San Alonso. Ambas integran parte del proyecto Iberá que su fundación The Conservation Land Trust lleva adelante desde 1992 con el objetivo de adquirir áreas de alto valor ecológico para convertirlas en parques naturales. Pumalín en Chile y monte León en nuestro país son algunos ejemplos.

En Iberá, la tarea de Tompkins se inició en 1998. Sofía Heinonen, integrante del grupo de biólogos que trabaja en este proyecto con sede en Rincón del Socorro, afirma que el proceso llevará unos 25 años. Durante ese tiempo s implementarán varios programas para actuar sobre el medio natural (empezando por las reintroducción del oso hormiguero) pero también sobre el factor humano, especialmente la población de Carlos Pellegrini y los parajes vecinos.

San Alonso, en cambio, es accesible sólo por avioneta. A orilla de la laguna Paraná, desde lo alto parece un gigantesco islote de 56.000 hectáreas. Está completamente aislado y esto le confiere un atractivo especial.

En Carlos Pellegrini también hay varias hosterías que organizan la estadía del viajero en versión all inclusive (con pensión completa, navegación, y otras actividades). Como la mejor forma de ver la fauna es desde el agua, y además no hay restaurantes en la Colonia, los paquetes de tres días resultan una alternativa ideal. Los animales suelen huir de la luz del sol, de manera que para ver la fauna conviene hacerlo bien temprano por la mañana o por la tarde.

La zona comparte con el resto de Corrientes una rica y muy peculiar tradición gauchesca mezclada con ciertos usos y costumbres heredados de las cultura guaraní. Los hombres de campo se visten con colores vivos y andan a caballo descalzos. La división entre liberales (de pañuelo celeste) y autonomistas (de pañuelo rojo) se mantiene casi intacta desde el siglo XIX y genera pasiones irreconciliables que se transmiten de padres a hijos, de patrones a “menchos”.

Los esteros también se pueden recorrer a caballo. José Martín organiza salidas por los palmerales y bañados de los alrededores y matiza la cabalgata con relatos que pintan los entretelones de la vida en el campo.

De paso por el cementerio, José explica que el enfrentamiento que divide a los correntinos se traduce también en el color de las tumbas en los cementerios: celestes y coloradas.

Por la noche el cielo superpoblado de estrellas y la luna también invitan a la navegación. Decenas de ojos colorados aparecen en la oscuridad cuando iluminamos el agua con un reflector, son los yacares listos para salir de caza. Un par de garzas brujas se pelean en la costa de enfrente, a lo lejos un chajá grita destemplado, en señal de protesta. La magia del Iberá no entiende de días ni horarios.

8 pensamientos sobre “Esteros del Iberá, Argentina”

  1. Como contactarse para reservar un paquete de tres dìas all inclusive en Colonia carlos Pellegrini, con recorrido en lancha por los esteros y ver la fauna de cerca.
    Agradezco desde ya su informaciòn.
    La fecha prevista para el paseo serìa fines de mayo principio de junio 2008.
    Ingrid

  2. la fundacion tiene alojamiento en la zona del ibera?, 2 personas, por 4 dias 3 noches, no matrimonial,agradecerian me informen , la fecha 11 de setiembre al 13 gracias

  3. Hola a todos!
    Mi nombre es Noelia Cavieres, más conocida como la Morocha, guía Interprete de la Naturaleza en Colonia Carlos Pellegrini, corazón de los Esteros del Ibera. Realizo excursiones particulares, tanto de día como de noche.
    Respondiendo a Florencia y Martín, que solicitan info. de animales de la zona, aquí les hago una breve descripción de la fauna más común. Me veo obligada a dividir la descripción de los animales según la época del
    Excursiones diurnas:
    Ciervos de los pantanos (mayor ciervo de America del sur)
    Corzulas (Pequeño ciervo, del tamaño de un galgo)
    Carpinchos (mayor roedor del mundo)
    Yacare Negro (el más abundante en la region)
    Yacare Ñato (menos abundante que el anterior)
    Monos Carayas (el mono con el sonido más fuerte del mundo y el más grande, en tamaño, de Sudamerica)
    Gato Montes
    Hurones
    Boas Curiyu (según epoca del año)
    Aves en su mayor explendor

    Excursiones nocturnas en caminata:
    Ciervos de los pantanos (mayor ciervo de America del sur)
    Corzuelas (Pequeño ciervo, del tamaño de un galgo)
    Carpinchos (mayor roedor del mundo)
    Yacare Negro (el más abundante en la región)
    Murciélagos
    Gato Montes
    Vizcachas
    Lechuzas
    Tatú negro (de la familia de las mulitas)
    Aguara Pope (mapache sudamericano)
    Aves varias descansando

    Excursiones nocturnas en Lancha:
    Ciervos de los pantanos (mayor ciervo de America del sur)
    Corzuelas (Pequeño ciervo, del tamaño de un galgo)
    Carpinchos (mayor roedor del mundo)
    Yacare Negro (el más abundante en la región)
    Murciélagos
    Aves varias descansando

    Les dejo muchos saludos, y pueden consultar cualquier duda a [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>