Cuevas de Buda / Duhuang

duhuang

Duhuang. Esta es una región ubicada en el extremo occidental de China. Lamentablemente la arena ayuda a erosionar las tumbas y amenazan la principal atracción turística de la zona, ubicada al borde del desierto de Gobi. Se trata de las grutas de roca tallada. Se las conoce con el nombre de Mogaoku (cuevas sin par).

Mogaoku está en peligro, en la actualidad posee altos niveles de dióxido de carbono y humedad, factores que juegan una carrera de tiempo con quienes están encarados de la conservaron del lugar.

Se cree que en el futuro ayudados por la tecnología los visitantes del sitio serán participes de un encuentro de inmersión total en las cuevas que antes no era posible, dicha inmersión tendrá lugar a 24 Km. del sitio.

Las cuevas están bajo la supervisión de la Academia de Duhang, quienes son los encargados de investigación. Ubicados entre Mongolia y el Tibet este era un cruce para la Ruta de la Seda y esto ayuda a que fuese la puerta por donde se extendiera el budismo por China, proveniente de India y Asia Central.

La primera cueva de Mogaoku se talló en el año 366 dC, la realización estuvo a cargo de Yuezun, quien aseguró que su fuente de inspiración fue una visión que tuvo una noche donde observó luces con formas de llamas que latían a lo largo de un acantilado, pensó que debía quedarse ahí. Así que excavo la pared de arenisca y se mudó a ese sitio.

Si bien al principio eran usadas como refugios y lugares para meditar, muchas veces eran usadas para entierros. Tiempo después se fueron agrandando para incorporar grupos más grandes, convirtiéndolas en empleos y salas de lectura.

Entre el siglo V y el siglo XIV se construyeron más de 800 cuevas, la mayoría cuentan con algún tipo de decoración artística.

A partir del siglo XI esta zona entró en una decadencia quizás proveniente del miedo de los monjes ante una posible invasión islámica, y lo peor que sucedió fue que la arena de las dunas empezó a infiltrar en las cuevas, sus fachadas de roca empezaron a ceder y muchos de los interiores quedaron expuestos.

En el siglo XIX, Wang Yuanlu (sacerdote taoísta) comenzó su programa de conservación de la biblioteca con valiosos manuscritos, sin saberlo había descubierto uno de los hallazgos arqueológicos más grandes de la época moderna.

En el año 1907 el británico Aurel Steinquien compro muchísimos manuscritos de seda y de papel y los mando a Inglaterra. Quizás la obra más importante adquirida por Stein fue la Sutra del diamante o “la Sutra de la perfección de la sabiduría del diariamente que corta la ilusión”. Este pergamino fue el primer ejemplar coincido como un libro impreso (realizado seis siglos antes a la Biblia de Gutenberg).

En la década del 20 Langdonc Warner se llevo 26 murales de las paredes de las cuevas Mogaoku. Estos murales entregados a la Universidad de Harvard junto con una estatua robada.

Dicen que visitar estas cuevas es algo maravilloso que no te sacara del asombroso, cuando tu mirada se acostumbra a la penumbra de la zona podes empezar a ver las obras del interior. Una de las majestuosidades es un Buda de dimensiones muy grandes, pertenecientes a la cultura Wei del norte que tiene su origen en el siglo V.

La academia de Dunhuang piensa construir para el año 2011 un nuevo centro de visitantes a varios Ku de las cuevas. Los viajeros podrán realizar una visita digital al interior de algunas cuevas.

Fuente: The New York Times
Foto: Duhuang

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>