La imponente gran muralla China

Actualmente considerada una de las 7 nuevas maravillas del mundo moderno, La Gran muralla China (Cháng Cheng o “fortaleza larga”) nos evoca una época histórica en que el Gran Imperio Chino era poderoso y se encontraba adelantado en relación al resto del mundo.

Gran muralla China y torre de vigilancia
Gran muralla China y torre de vigilancia

De tamaños colosales (incluso se ve desde el espacio), es inevitable hablar de ella. Esta obra de formas ondulantes se adaptaba a las colinas como un dragón serpenteante, fundiéndose con el paisaje. Es, en realidad, un magnífico ejemplo de adaptación al medio, un principio fundamental en la arquitectura china.

Los trabajos de construcción de la Gran Muralla dieron comienzo bajo el mandato del que se conoce como primer emperador de China Qin Shi Huang (247-221 a. C.), de la dinastía Qin, alrededor del siglo III a.C, emperador que había logrado reunir los distintos estados chinos en un imperio. Con el tiempo esta Gran Muralla llegaría a tener unos 7300 Kilómetros de longitud y se extiende  a lo largo de la frontera norte del país.

La estructura completa, con sus fortificaciones y elementos exteriores a la muralla propiamente dicha, supone la mayor hazaña constructiva del mundo. Hay unas 24 000 torres; la altura de la muralla es de 8 m, los mismos que tiene la base de ancho, mientras que por arriba el grosor se reduce (entre 4 y 6 m). Fue construida por miles de obreros forzados, trabajando de forma incesante en muy difíciles condiciones, como reflejaría posteriormente la literatura china.

Durante la dinastía Ming (siglos XV-XVI) la muralla alcanzó las dimensiones actuales después de varias ampliaciones. Desde entonces se han estropeado largos trechos y en algunos lugares está completamente derruida. Pero la parte que se muestra a los visitantes extranjeros se encuentra en perfecto estado de conservación.

En conjunto, la Gran Muralla mide casi 7300 kilómetros de largo y se extiende desde el mar Bohai (Golfo de Zhili), en el este, hasta el corredor de Gansu (Jiayu), en el oeste, con un trazado serpenteante a través de montañas, valles y desfiladeros, sorteando todo tipo de obstáculos.

Pese a su magnitud y magnificencia, la gran muralla fue más bien desde sus inicios, un conjunto monumental fuera de serie, que ha logrado permanecer hasta nuestros días.

Actualmente la Gran Muralla China es una de las siete Nuevas Maravillas del Mundo, y figura en la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde el año 1987. Su recorrido de este a oeste es manifestación de un pueblo único y majestuoso, que sin querer lograría asombrar a todo el mundo, hasta nuestras generaciones.

La muralla nunca tuvo gran importancia militar, ya que las hordas de los invasores mongoles no fueron detenidas por ella, empleaban el soborno o la perforación de sus muros en las zonas mas alejadas para vulnerarla. 

Sin embargo con el tiempo alcanzó cierta importancia económica; los destacamentos que la guardaban promovieron en gran medida el comercio exterior de grano y productos textiles, así como el progreso de los poblados que se desarrollaban cerca de ella; inclusive en la actualidad sigue dando resultados y proporcionando divisas a China, ya que se ha convertido en uno de los destinos turísticos mundiales más cotizados y recepciona anualmente miles de viajeros.

6 pensamientos sobre “La imponente gran muralla China”

    1. Hola Pao:

      No sé específicamente a que te refieres con servicio en internet. Si tenés alguna duda escribíla nuevamente por favor y así trataremos de ayudarte.

      Saludos,

      Ana Laura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>